Aumentan indemnización por muerte accidental

El Financiero - Finanzas – Pág. 8.- Pablo Chávez Meza

 

Ahora sí se dejará de aplicar, en teoría, el pensamiento popular que dice: “vale menos muerto que vivo”, es decir que aumentarán los costos indemnizatorios hacia las personas que fallezcan por causa de un accidente de tránsito.

Esto, por las modificaciones de la nueva Ley Federal del Trabajo (LFT), ya que los precios por indemnización por muerte pasarán de 730 a cinco mil días de salario.

Lo anterior significa que en caso de presentarse un accidente automovilístico, en caso de fallecer alguna persona en el percance, el responsable podría llegar a pagar cerca de cuatro millones de pesos por la muerte de alguien en ese incidente, más los gastos por los daños que se ocasionen.

Ante este cambio en la ley, el sector asegurador exhorta a las personas que cuentan con una póliza para que se mantengan atentas a la publicación de la misma, pues en caso de que el día que se publique y se indique que entra en vigor al día siguiente de su publicación, en caso de haber un accidente posterior a ese fecha, se le aplicarían las nuevas disposiciones.

 

 

Recaredo Arias Jiménez, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), explicó que el artículo 502 de la LFT, donde se señala los cargos en caso de la muerte de un trabajador y la mayoría de los códigos civiles de cada estado se basa en este artículo para calcular las indemnizaciones por accidentes de tránsito.

 

 

Durante la clausura del seminario de periodismo especializado en Seguros, el directivo indicó que por esta razón podría haber un ajuste en el precio de las pólizas, el cual estimó entre 30 y 40 por ciento, pero son previsiones.

 

 

“Esto acaba de conocerse y en estos momentos está haciendo los cálculos el Comité Técnico de Autos, no tenemos el dato, pero en una primera estimación la cobertura de responsabilidad civil podría aumentar como entre 30 y 40 por ciento”, apuntó.

 

 

Por ello, invitó a las personas que cuentan con una póliza de seguro de automóvil para que revisen los montos de sus sumas aseguradas y pidan a sus agentes que se les incrementen, pues de lo contrario la persona estaría aceptando una responsabilidad del riesgo en caso de un percance y la aseguradora sólo cubriría hasta el monto contratado.